De Cultores

Calidad

¿Por qué un vino logra ser súper premium?

Un vino de alta gama se piensa y se concibe en el viñedo, incluso mucho antes de que sus uvas maduren y sean cosechadas.

Los vinos súper premium no surgen por casualidades ni eventos inesperados, ni mucho menos son un golpe de suerte de un bodeguero. Por el contrario, representan la conclusión de un largo proceso que implica mucho trabajo de agrónomos y enólogos, que se inicia en las fincas, incluso mucho antes de que las uvas para ese vino lleguen a la bodega para ser vinificado.
Es que más allá del cuidado minucioso y atento de cada una de las instancias del proceso de elaboración, los detalles que hacen que un vino sea de la más alta calidad son múltiples y variados.
El trabajo para lograr un gran ejemplar comienza en la finca, identificando los lotes en los que nacen las mejores uvas y mediante una cuidadosa poda se deja en ellos una producción más pequeña que en el resto del viñedo. El resultado es un volumen de frutos más acotado pero a su vez más concentrado en términos de polifenoles y otras sustancias que determinan la calidad de las uvas.
Durante la vendimia estos lotes especiales se cosechan de manera manual y se selecciona, racimo por racimo, aquellos más aptos para la elaboración de un vino de estas características. En Bodega Luigi Bosca, líneas de alta gama como Luigi Bosca Finca Los Nobles y los ejemplares de Luigi Bosca Icono, luego de la selección de racimo se elije grano por grano cuáles formarán parte de la producción final.
Una vez en las instalaciones de la bodega, la elaboración de un vino súper premium también es extremadamente cuidadosa. Los vinos suelen fermentarse en tanques pequeños, de volúmenes manejables, y luego son criados en barricas de roble francés y/o estadounidense provenientes de los bosques más importantes de cada país. Asimismo, para estos ejemplares se reservan las mejores botellas de vidrio y los corchos de alcornoque de la más alta calidad.
Por último, todos estos vinos suelen tener una larga estiba antes de ser lanzados al mercado, ya que suelen ser muy concentrados, por lo que descansan en el silencio de la bodega hasta calmar sus nervios. El proceso de elaboración es largo: comienza con los trabajos agronómicos en el viñedo y finaliza con el descanso de los ejemplares en la cava.
Los vinos súper premium son ejemplares que llevan tiempo y paciencia, dos grandes bienes que sin dudas vale la pena invertir para obtener los más altos resultados.

Quiero suscribirme a De Cultores