De Cultores

Viticultura

Vitivinicultura sustentable: Respeto por la tierra

Sustentabilidad es una de las palabras claves para los establecimientos vinícolas de todo el mundo. Sin embargo, muchos se preguntan ¿Qué significa que una bodega sea sustentable?

La vitivinicultura es inseparable del suelo, el clima y la situación geográfica del terruño en el que los viñedos crecen y se desarrollan. El arte y la ciencia del cultivo de la vid es una actividad que está íntegramente unida a la naturaleza y al medioambiente, por eso, también tiene que estar comprometida con su cuidado y preservación.
La calidad que caracteriza a Bodega Luigi Bosca está encuadrada dentro de un modelo de sustentabilidad que otorga un valor agregado a cada una de las acciones y productos de la bodega ¿Pero de qué se trata esto? Ser sustentable es cumplir con las necesidades que tenemos hoy sin afectar los recursos de las generaciones futuras, tanto a nivel organización como a nivel comunidad.
La agricultura sustentable es un sistema de gestión de los viñedos focalizado en mantener su productividad, ser útil a la sociedad a largo plazo y preservar el potencial de los recursos naturales con el paso del tiempo. A fines de 2015, Bodegas de Argentina, la entidad que nuclea a las bodegas más importantes del país, creó un estándar acorde a la vitivinicultura nacional con el que se certifican todos los viñedos argentinos que cumplen con ciertas normas. Garantizar un manejo sustentable de las plantas asegura que las futuras generaciones van a poder seguir cosechando uvas y que no se agotarán los recursos naturales disponibles. Esto también involucra el uso racional del agua y la energía, el reciclaje y la reutilización de todos los materiales que se usan en una bodega.
Los residuos son una de las amenazas más peligrosas para la contaminación del medioambiente. Para reducir estos efectos negativos, la mejor opción es reciclar; el vidrio que no se utiliza (o se rompe) puede volver a la cristalería para ser fundido y transformado en nuevas botellas, mientras que el cartón y el plástico (envoltorios y envases) se pueden trasladar a estaciones de reciclado destinadas al tratamiento de estos residuos.
En la provincia de Mendoza, un factor ineludible es el cuidado del agua. A través del desarrollo de una agricultura de precisión se puede calcular y reducir el consumo de este preciado recurso, tanto en la bodega como en el viñedo. Además, las bodegas deben realizar una importante inversión en el diseño de viñedos aptos para la implementación del riego por goteo, la forma más efectiva de regar los viñedos de manera racional.
El otro recurso fundamental para el trabajo en las bodegas es la energía. Hoy en día, un 60% de la energía que se genera en Argentina se produce quemando combustible fósil en las usinas termoeléctricas. Entonces, al utilizar energía indirectamente se está quemando un recurso no renovable y generando gases de efecto invernadero que tienen como consecuencia el calentamiento global y el cambio climático. Actualmente, muchos establecimientos están trabajando para encontrar alternativas de menor consumo energético que las actuales y ser cada vez más sustentables.
Luigi Bosca trabaja en sus viñedos con prácticas biodinámicas que cuidan el medioambiente y ayudan a elaborar vinos más puros, limpios y respetuosos de su terroir.

Quiero suscribirme a De Cultores