Colecciones de vinos

Más de 110 años de vida hacen de la Bodega Luigi Bosca una empresa insignia de Mendoza y de sus más genuinos productos. Por eso, tras más de un siglo haciendo vinos, decidimos honrar a nuestra tierra y a su gente elaborando nuestra línea de aceites de oliva, a la que bautizamos Essencia Luigi Bosca.

Producto de 54 hectáreas de olivares propios cultivados hace más de 50 años en la finca El Paraíso, en Maipú, nacieron estos tres estilos: Fruttato Suave, Fruttato Medio y Fruttato Intenso, elaborados a partir de distintos varietales y combinaciones.

"Los pobladores del Mediterráneo dejaron atrás la babarie cuando aprendieron a cultivar los olivos y la vid."

El nombre de la línea rinde homenaje al terruño que le imprime sus singulares características a los tres blends que la componen. Por su parte, el concepto Fruttato resume la idea de relacionar la intensidad de la fruta con el corte de cada aceite para dar como resultado una expresión diferente de aromas y sabores que se manifiesta visualmente en el color de cada etiqueta. Si bien los tres productos contienen un pequeño porcentaje de la variedad Arauco –la única autóctona de nuestro país, que se originó a partir de dos variedades extranjeras–, cada uno de los aceites goza de una personalidad diferente y fue pensado para distintas situaciones gastronómicas y de consumo. Con los distintos blends de la colección. Essencia es posible desde mojar un trozo de pan y simplemente disfrutarlo en su estado puro hasta utilizarlo durante la cocción de una materia prima o perfumar un postre. Es decir, que los tres cortes de Essencia fueron concebidos para recorrer todos los pasos de una comida: desde la cocina hasta la sobremesa.