De Cultores

Un viaje al mundo de los libros

El estudio de arquitectura XL-Muse rediseñó completamente una librería ubicada en la ciudad de Yangzhou para introducir a los visitantes al universo de la literatura china clásica a través de curvas y reflejos.

Una habitación rectangular completamente ordinaria se convierte, a través de una ilusión óptica, en un túnel cilíndrico cuyas paredes, techo y piso están cubiertos de letras: sólo los grandes arquitectos del mundo pueden lograr semejantes resultados.

La nueva librería Zhongshuge lleva la firma de uno de los estudios de arquitectura más osados de Shangai: XL-Muse. La renovación total de este local tiene como objetivo que cada uno de sus clientes se sienta inmerso en el maravilloso mundo de la literatura a través de una impactante intervención arquitectónica. Un piso negro con espejos y dos paredes cubiertas por estanterías arqueadas ayudan a crear un embudo interminable de libros en el cual es difícil distinguir aquello que es real de aquello que se proyecta por el juego de los reflejos y las sinuosas formas geométricas.

El diseño de la renovada Zhongshuge rinde homenaje a la herencia cultural de Yangzhou, un lugar de encuentro histórico para literatos y poetas a orillas del río Yangtsé. Para su concreción, el Director de Diseño Li Xiang se inspiró en un fragmento de la novela romántica clásica “Sueño de mansiones rojas”, escrita por Cao Xueqin a mediados del siglo XVIII, ya que se cree que se refiere al área en la que se encuentra actualmente la tienda (“Flor de primavera y luna de otoño, colinas verdes y aguas claras: 24 puentes, reliquias de las seis dinastías”). Las estanterías arqueadas representan los “24 puentes” de la obra de Xueqin y la línea que la separa simboliza las “aguas claras” del río. El deseo que dejó plasmado Li Xiang en su diseño es que los visitantes fluyan con el río, arrastrados por el espejo negro, hacia las profundidades de la librería y "el vasto océano del conocimiento", según sus propias palabras.

Además, el interior de la tienda es una verdadera sorpresa para quienes cruzan su fachada ya que esconde un local de más de 300 metros cuadrados. A medida que los visitantes se adentran en la nueva Yangzhou descubren un inmenso espacio de lectura, con techos curvos y una infinidad de libros disponibles para sentarse a leer. En el lado opuesto del túnel principal, el área infantil está cubierta por un cielo nocturno de brillantes estrellas de LED y delimitada por estantes coloridos en forma de paisaje urbano que reflejan el bullicioso y moderno Yangzhou de hoy. Los arcos y las suaves luces conectan todos los espacios de la librería e invitan a permanecer en ese sereno mundo privado de la literatura.

La librería Zhongshuge, uno de los edificios más modernos de Yangzhou, rinde tributo a la historia artística de la ciudad y a su entorno natural en un proyecto de diseño vanguardista que da que hablar entre los amantes de la arquitectura de todo el mundo.