De Cultores

Vinos y ensaladas: Combinaciones exitosas

Las ensaladas son el plato del verano por excelencia, y aunque suele ser complicado elegir un vino para acompañarlas, siguiendo algunos consejos es posible disfrutar de una gran combinación. 

Cuando llega el calor las ensaladas cobran protagonismo en los almuerzos y cenas de verano. Esos platos frescos, saludables, fáciles y rápidos de preparar, permiten incontables combinaciones de ingredientes y sabores. Sin embargo, las ensaladas enfrentan a los paladares gourmet con un problema: son complicadas para acompañar con vinos. Las vinagretas, el alcaucil, la espinaca y los espárragos son muy difíciles de maridar con tintos, blancos, rosados y espumantes. Así y todo, teniendo en cuenta ciertas características de los vegetales, aderezos, cepajes y estilos de vinos es posible lograr combinaciones muy interesantes.

Para empezar, el mayor secreto de una ensalada está en sus condimentos, por eso, es muy difícil imaginar una de estas preparaciones sin una sabrosa vinagreta. Si se elije acompañarla con un vino, la acidez de esta salsa emulsionada interfiere en el equilibrio entre los taninos, su dulzura y su acidez. Cuando se adereza una ensalada con vinagreta lo más adecuado es elegir un vino blanco con una acidez pronunciada, como el Luigi Bosca Sauvignon Blanc. El resultado será aún mejor si se reemplaza el jugo de limón por un poco del mismo vino que se va a beber.

Una de las ensaladas más populares en esta época del año es la famosa César. Aunque en varios restaurantes la sirven con pollo, la receta original consiste únicamente en lechuga, queso parmesano, crutones de pan tostado y una salsa a base de mostaza y mayonesa. Para esta preparación, la mejor opción es un espumante como el Luigi Bosca Brut, que que contrasta inmejorablemente con el aderezo y se complementa muy bien con el parmesano. Otra de las recetas más conocidas es la de la ensalada Caprese, con tomate, albahaca y mozzarella, que marida muy bien con un tinto redondo, fluido y con acidez equilibrada como el Luigi Bosca Merlot.

También son muy consumidas en el verano las ensaladas Thai con pollo, fideos de arroz, jengibre y especias exóticas. Para estar a la altura de sus sabores, lo más atinado es elegir una cepa blanca aromática, como el versátil Luigi Bosca Riesling . Las Compuertas. Quienes disfrutan de los sabores intensos y definidos, seguramente también gusten de los ingredientes como el queso azul, las nueces y la manzana verde. Todos éstos alimentos son perfectos para experimentar un maridaje osado con el Luigi Bosca Gewürztraminer Selección de Granos Nobles.

Por último, aquellas recetas que tienen como protagonistas a los pescados y mariscos, como las preparaciones a base de atún, se acompañan muy bien con el Luigi Bosca Rosé, un vino expresivo y equilibrado, de cuerpo medio y textura delicada.

 

 

 

Quiero suscribirme a De Cultores